B1, B2… Titulaciones en lengua inglesa, un ‘must’ del mercado laboral español

Commission having a Job interview.

20 Ago B1, B2… Titulaciones en lengua inglesa, un ‘must’ del mercado laboral español

“Buscamos analista funcional fatwire (…) al menos un año de experiencia (…) nivel de inglés medio (B1)”.

“Despacho de abogados ofrece (…) puesto de Secretario/a con nivel de inglés medio – alto (B2)”.

“Enfermeros y enfermeras para trabajar en el Reino Unido (…) sueldos entre 21.000 y 35.000 libras al año según nivel de inglés (mínimo B1) y experiencia profesional”.

Imagino que ya entienden ustedes por dónde van los tiros. Tres ofertas de trabajo reseñadas al azar, tres especialidades diferentes, un requisito común: estar en posesión de un nivel determinado de dominio de una lengua extranjera, acreditado mediante la pertinente titulación oficial.

Hace unas décadas, el aspirante a obtener el puesto de trabajo tenía (en cierto grado) excusa para no prestar demasiada atención a dicha condición impuesta por la empresa. “Después de todo, ¿qué más da saber o no inglés si está claro que soy la persona adecuada para el puesto?” Además, el inglés era un gran desconocido en nuestro país, lejos de la implantación e importancia que posee en la actualidad.

El paso de los años y la situación socioeconómica en nuestro país cambió el panorama. A peor, evidentemente. Puede que las ofertas de trabajo sigan existiendo, pero no se equivoquen: los índices de desempleo demuestran que una gran cantidad de personas aspiran, al igual que ustedes, a obtener ese trabajo. Y, en situaciones de gran igualdad entre candidatos, ese ‘papelito’ que acredita su nivel de inglés puede resultar el factor diferencial.

Dos factores han influido en la estandarización de las titulaciones oficiales como requisito fundamental, y ambas guardan una estrecha relación. La primera y más obvia, la creación del mercado común europeo en lo referente a desplazamientos de ciudadanos entre las distintas fronteras, que les aseguran un entramado de derechos y obligaciones homogéneo a lo largo de todo el continente (lo cual incluye, por descontado, las oportunidades laborales). Al tiempo, se atribuye al Marco Común Europeo de Referencia (MCER) el proceso de integración de las distintas lenguas y su división en niveles equivalentes para todas las lenguas empleadas en la Unión Europea, estratificando los habituales Básico, Intermedio y Avanzado en seis niveles o escalones presentes en la lengua española, francesa, alemana, italiana… y, cómo no, en lengua inglesa.

Profundizaremos en los niveles de dominio (A1, A2, B1…) y su repercusión en futuros artículos. Mientras, a estas alturas el aspirante a un puesto de trabajo habrá comprendido la importancia de acreditar un conocimiento cuanto menos intermedio (niveles B1 y B2, los más requeridos en el ámbito laboral) de la lengua inglesa para poseer una ventaja competitiva respecto al resto de candidatos.

El sistema educativo español, según la actual LOMCE (en pleno proceso de instauración), debe en teoría (recalquemos esto último) preparar al alumnado a lo largo de su etapa Primaria, Secundaria y Bachillerato para afrontar retos lingüísticos de dificultad creciente hasta llevar al estudiante a un grado de conocimiento del idioma próximo al B1, dejando su formación en un punto (la Prueba de Acceso Universitario) que le permita estar en disposición de afrontar el examen para obtener la titulación oficial con ciertas garantías.

En la práctica, sin embargo, es habitual encontrar un amplio porcentaje de alumnos con dificultades en el aprendizaje, lo que a su vez les incapacita para afrontar el examen con solvencia, lo que a su vez les dificulta el acceso a un mercado laboral cada vez más poblado. Círculo vicioso. Una circunstancia cada vez más común que, por fortuna, puede remediarse mediante un refuerzo de la enseñanza y una preparación adecuada, específica e individualizada para los cuatro modelos de pruebas (‘speaking’, ‘listening’, ‘writing’ y ‘comprehension’) a las que el estudiante debe enfrentarse a la hora de obtener una titulación oficial de lengua inglesa.

PARA MÁS DETALLES SOBRE NUESTRA PREPARACIÓN DE ALUMNOS PARA LA OBTENCIÓN DE TITULACIONES OFICIALES DE IDIOMAS, PINCHE AQUÍ.

(Foto: Bizzmark.com)

Tags:
Sin comentarios

Publicar un comentario