Dieta catódica para el verano

04 Abr Dieta catódica para el verano

The Walking Dead

 

En un momento del año en el que gran parte de la población española empieza a hacer cábalas de cara al veranito, con sus particulares cuentas para ponerse en forma antes de embutirse en bañadores, biquinis o triquinis varios, vamos allá con algunas recomendaciones para ejercitar también la parte catódica de vuestro coco. Vivimos un momento dulce en lo que respecta a series de televisión americanas, así que… ¿por qué no aprovecharlo?

 

Nos encontramos en plena época de finalización de temporadas en EE.UU. Hace un par de días echó el cierre la tercera tanda de episodios de “The Walking Dead”, a la que podemos dar oficialmente por “resucitada” tras una segunda temporada en coma cerebral. La llegada del grupo protagonista a la prisión, la evolución de personajes como Rick o Michonne y la aparición en escena del Gobernador justifican las audiencias cosechadas. Pese a ello, el último capítulo nos deja una sensación agridulce en la boca: por algún motivo desconocido, los guionistas han dejado pasar de largo un buen bocado en forma de catártico enfrentamiento entre Rick y el Gobernador para dejarnos con la miel en los labios varios meses más. La muerte de personajes importantes ayuda a mitigar en cierta manera la sensación de desamparo, así que es difícil no recomendar un par de mordiscos a esta serie, irregular y entretenida como pocas.
Valar Dohaeris game of thrones
La contundencia, el plato principal, la “chicha”, llega de la mano de “Juego de Tronos”. El próximo lunes Canal Plus estrena la tercera temporada en medio de una expectación que roza la paranoia colectiva. Aquellos que ya han podido disfrutar del episodio 3×01 (emitido una semana antes en EE.UU.) pueden recostarse en la silla henchidos de satisfacción: el “season-opener” es todo lo que cabía esperar, y mucho más. El nivel actoral de una serie tan coral como esta no deja de subir con el paso de los años, especialmente con las incorporaciones de caras conocidas como Ciaran Hinds (Mance Rayder) y el protagonismo conquistado por estrellas televisivas y cinematográficas del calibre de Charles Dance (Tywin Lannister) o Natalie Dormer (Margaery Tyrell). La presencia en pantalla, la personalidad, la tensión subyacente en ese intercambio entre Dance y Peter Dinklage (Tyrion Lannister) en el episodio inaugural es absolutamente delicioso. Sin duda, la serie del momento. Ah, y viene con guarnición triple de dragones.
House of Cards
¿Tu apetito te pide una historia con otro perfil? Canal Plus también emite a día de hoy “House of Cards”, una de las series revelación de este año. Podéis encontrar su primera temporada completa en los canales habituales. Plato repleto de intrigas y conspiraciones, especialmente recomendado para periodistas y curiosos que quieren saber cómo funciona entre bambalinas esa obra de teatro grotesca que es, en la actualidad, el mundo de la política. Realista como pocas, el congresista Francis Underwood (encarnado de forma soberbia por el gran Kevin Spacey) constituye uno de los grandes personajes del panorama televisivo actual: astuto, manipulador, ambicioso y sin escrúpulos. Le rodea un reparto de campanillas encabezado por Robin Wright, que va camino de convertirse en una de las actrices fetiche de David Fincher -productor de la serie-, quien ya contó con ella para el remake americano de “Los Hombres que no Amaban a las Mujeres”. Curiosamente, la actriz que interpreta a Lisbeth Sallander en ese filme, Rooney Mara, es la hermana menor de Kate Mara, quien también encarna a uno de los personajes con rol importante en esta serie ambientada en Washington. Todo queda en casa.
Jeff Daniels
Y, si te quedas con hambre, la magnífica organización de la que hacen gala los operadores televisivos estadounidenses nos permiten planificar la “dieta” con antelación de cara a verano: al igual que esta enlazó con el final de “The Walking Dead”, “Juego de Tronos” finalizará temporada justo a tiempo para empalmar con la segunda tanda de episodios de “The Newsroom”, otra de las series más controvertidas del año pasado y que no dejó a nadie indiferente. Sí, quizá nos muestre la cara más idealizada del periodismo moderno, pero si no nos permitimos soñar con una prensa así… ¿qué nos queda?
Para picar entre horas, no olvidéis los clásicos de ayer (“Everwood”, “Scrubs”, “Deadwood”, “House”, “Perdidos”, “Breaking Bad”, etc) y esos “guilty pleasures” de la actual parrilla televisiva, como la superheroica “Arrow” (digna heredera de “Smallville” en este sentido), “Castle”, “Bones”, “Mad Men” (que acaba de arrancar su sexta temporada) o “Revenge”, cuyo segundo año está alcanzando niveles de culebrón venezolano pese a la admiración que profeso a Emily Van Camp, vista en la anteriormente mencionada “Everwood” o “Cinco Hermanos” y que será una de las novedades en la secuela cinematográfica de “Capitán América” en lo que puede ser su gran salto al estrellato hollywoodiense.
¿Alguna recomendación seriéfila más? Aporta tu particular dieta catódica en los comentarios.
Sin comentarios

Publicar un comentario